Una de las plagas más comunes que podemos encontrar en casa son la de las hormigas.
Es importante que prestemos atención para que esta plaga no se convierta en un dolor de cabeza, por eso queremos contarte algunas recomendaciones para que puedas ahuyentarlas.

Utiliza estos remedios naturales y económicos que te pueden ayudar a acabar con las molestas hormigas en tu casa.

Exprimi limones. Estos insectos no son nada amigos de este fruto, ya que perturba su sentido de la orientación. Rocíalo por las zonas donde veas hormigas.

Rocía canela: Sea en polvo o en aceite, la canela también sirve para alejar a las hormigas de una zona determinada. La puedes espolvorear por donde pasen; pero eso sí: se requiere que lo hagas de manera constante, o no funcionará.

Talco o tiza. Un ingrediente de la tiza y los polvos de bebé es el talco, que es un repelente natural de hormigas.

Mezcla bicarbonato de sodio y azúcar. Es una mezcla nociva para el cuerpo de las hormigas, por lo que huirán de ella.

Granos de café. El olor que desprenden actúa como un repelente para las hormigas. Colócalos en puntos estratégicos, como el jardín y alrededor de la parte exterior de tu casa.

Harina de maíz. Este producto, además de interrumpir los rastros de olor de las hormigas, provoca lo muerte de los insectos que lo ingieren, ya que son incapaces de digerirlo.

Cáscaras de pepino y cítricos. Las hormigas las evitan, ya que al descomponerse se vuelven tóxicas para ellas.

Menta. La hoja de menta o las bolsas de té sirven para ahuyentar a las hormigas. Ponlas alrededor de las ventanas y puertas y por las grietas por donde acceden estos insectos.

Hierbas y especias. Desprenden un fuerte olor que repele a las hormigas. Colócalas en armarios y cajones. Además, la canela, la pimienta negra o el ajo cumplen la misma función, por lo que prueba a espolvorear esas especias en zonas donde has visto hormigas.

Vinagre (mezclado con agua a partes iguales). Otro líquido que las hormigas aborrecen. Su fuerte olor te ayudará a repelerlas. Además, el vinagre elimina los rastros de olor que utilizan estos insectos para moverse, por lo que es muy eficaz. Rocialo por los rincones y zonas en las que veas hormigas, prestando especial atención a las encimeras, bacha y ventanas.

Hormigas en nuestros cultivos.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *