Shopping Cart

Contactanos! 15-2689-7767

Envío gratis en órdenes de +$8000

Cosechar Rabanito garantizando resultados!

Cómo saber cuándo están listos para cosechar, qué pasa si no se realiza a tiempo, cuándo maduran en función de la época del año, cómo recolectarlos y qué producción se puede esperar.

Hay que esperar al momento oportuno para cosechar rabanito, si no se hace a tiempo, la calidad de las raíces puede deteriorarse enormemente. Si permanecen en la tierra más tiempo del debido, la raíz comenzará a ahuecarse, perdiendo todas sus propiedades.Es preferible recolectarlos antes de su completa maduración que mucho después de que esta se alcance.

¿Cómo saber cuándo cosechar rabanito?

Para acertar con el momento óptimo, no hay nada mejor que realizar comprobaciones periódicas, por ejemplo semanalmente.
En realidad hay que tener en cuenta el tiempo transcurrido desde la siembra, y fijarse en el tamaño y el aspecto que van alcanzando las raíces.

También puede ser buena idea extraer algunos rabanitos de diferentes tamaños y cortar la raíz a la mitad para ver su interior. Si permanece jugoso y turgente, su calidad aún es buena. Si en alguno de ellos se aprecian huecos, hay que apresurarse a recolectar porque ya están comenzado a deteriorarse. El tiempo transcurrido desde la siembra hasta la cosecha es diferente en función de la época del año en la que se desarrolle el cultivo.

VERANO: En verano es más fácil que el cultivo sufra variaciones de humedad, las cuales pueden acelerar el proceso de deterioro de la raíz.
En general, un mes y medio después de la siembra, los rabanitos con las raíces más pequeñas comenzarán a estar listos para la cosecha. En medio de ambos límites madurarán los rabanitos de raíz intermedia.

INVIERNO: Las temperaturas más frescas hacen posible que los rabanitos puedan dejarse en la tierra algún tiempo después de que estén listos para la recolección, sin que se comprometa la calidad de los mismos. Dicho esto, hay que señalar que las heladas también pueden hacer que la raíz se ahueque, así que no se dejarán en la tierra si se esperan temperaturas por debajo o cercanas a 0ºC. En resumen, en invierno se pueden recolectar cuando estén maduros o más tarde, pero siempre antes de que se produzcan heladas.

¿Cómo cosecharlo?

En pequeñas extensiones se hace manualmente, tirando de las hojas de la planta para extraer la raíz de la tierra. Si el suelo no es compacto sale con facilidad, de lo contrario podemos utilizar una pala de mano o similar para poder extraerlo.

Lee nuestra guia para germinar tu propia planta de rabanitos.

Es hora de poner “manos a la huerta”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Envío Gratis

En órdenes de +$8500

Asesoramiento

Te acompañamos durante el proceso de cultivo

Pagos Seguros

Tecnología Mercadopago