Kale- Sobre de semillas CAT B
$590$690 Agregar al Carrito
¡Oferta!

Kale- Sobre de semillas CAT B

$590$690

-14%
Limpiar

💳  6 Cuotas sin interés.

🚚  Costo de envío calculado en Carrito.

  • Con tu compra ayudas a la Fundación IDEL.
  • Envío Gratis en órdenes de +$8500
  • 🇦🇷  Hecho en Argentina

Descripción

Kale – Cultivalo en maceta

Cómo plantar Kale en maceta

Una de las mejores cosas del kale es que puede cultivarse en la mayoría de los climas, aunque prospera especialmente bien en temperaturas más frías. Para aquellos que quieren plantar kale en macetas, se recomienda que sus plantas reciban al menos seis horas de luz solar directa. Sin embargo, creo que está bien si reciben más luz solar. Tenemos cultivos de kale en nuestra huerta, está bajo la luz solar directa todo el día y está creciendo a la perfección.

Cómo cultivar Kale en macetas?

  • Elegí una ubicación soleada para el contenedor con al menos 6 horas de sol directo.
  • Las plantas de kale requieren un suelo rico y bien drenado con un pH de 6.0-7.0.
  • Elije una maceta con un diámetro de al menos un 25 cm de ancho. Para contenedores más grandes, espacie las plantas a 30 cm de distancia.
  • Usa tierra de buena calidad. Podes sembrar directamente después de que haya pasado todo el peligro de las heladas en tu región en la primavera o puedes plantar plantines o colocarlos en macetas biodegradables para luego llevar directo a tierra.
  • A pesar de que el kale necesita sol, cuando está en maceta puede marchitarse o morir si se lo expone demasiado demasiado.
  • Es interesante aplicar mulch alrededor de la base de las plantas para retener la humedad y mantener frescas las raíces. Puedes usar paja, compost, agujas de pino o corteza.
  • El suelo debe estar húmedo. Debido a que las plantas en macetas se secan más rápido que las del jardín, es posible que debas regar el Kale que se encuentra en un recipiente con mayor frecuencia durante los períodos cálidos y secos.

Germinación: Retrocedamos un poco. Primero, si estás empezando desde cero, tendrás que germinar las semillas. La forma más fácil es meter tus semillas en una toalla de papel húmeda, ponerlas en una bolsa plástica y mantenerlas en un lugar cálido y alejado de la luz solar directa. Otra opción es usar un germinador. Y recuerda, es importante usar tierra fértil en tus bandejas. En términos de riego, asegúrate de no regar las semillas en exceso. Una ligera roseada servirá.
En resumen, estas semillas necesitan luz brillante y un suministro constante y moderado de agua. A medida que las semillas germinan, querrás asegurarte de tener una buena tierra fértil, lista para ser usada.
Es importante que uses fertilizante orgánico de alta calidad, incluso si tienes que improvisar un poco.

Transplantar: Una vez que tus semillas hayan germinado y hayan alcanzado de 5 a 7cm, estarás listo para plantar tu kale.
Después de la siembra, es necesario regarlo diariamente. Los mejores momentos del día para regar son temprano en la mañana o al final de la tarde. Regar a la mitad del día, cuando el sol es más intenso, es un desperdicio (gran parte del agua se evaporará) y es potencialmente dañino para las plantas.

Lee la info completa de cómo cultivar Kale en maceta en nuestro blog-> Quiero saber más

 

Podes ver todo el listado de semillas disponibles haciendo click en este enlace:  SEMILLAS DISPONIBLES. 

 

Información adicional

Peso 0.1 kg
Dimensiones 19 × 5 × 0.1 cm
Color

Verde, Morado